FANDOM


BishopNetflixEp01
Obispo
Kanji
主教
Rōmaji
Shukyō
Doblaje
Japones
Mitsuru Ogata
Ingles
Matt Frewer
Español
Francisco Barreiro[1] (España)
Humberto Solórzano (México)
Información
Fecha de Defunción
1476
Otros
1ra Aparición
EP 01: Witchbottle


El Obispo es un personaje y un antagonista importante de la serie animada Castlevania emitida en Netflix.

Biografía

Spoiler alert ADVERTENCIA: Esta sección contiene detalles de la trama y el argumento. Puedes decepcionarte si sigues leyendo.

El Obispo era un agente de la Iglesia que fue responsable de la muerte de Lisa y de la guerra de Drácula contra la humanidad. Era un fanático religioso que tuvo un enfrentamiento con su superior en Târgoviște antes de que el señor oscuro liberara sus ejércitos al mundo.

Al finalizar su traslado a Gresit en respuesta a oponerse a las dudosas inclinaciones del Arzobispo, a raíz de estos acontecimientos, su objetivo final después de que el infierno se desató viró a convertirse en el hombre más poderoso de su Iglesia en Rumania. Con todas las demás ciudades importantes destruidas por el ejército de Drácula, en esencia se convertiría en la santa oligarquía de su propia fe torcida.

Más tarde fue asesinado por el demonio Blue Fangs cuando las bestias atacaron su propia ciudad. Este se burló del malvado clérigo por su Dios ausente, sabiendo muy bien de las blasfemias que el demente cometió no por fe en su salvador, sino por sus propios fines retorcidos y ganancias personales.

Personalidad

El Obispo es una figura central en la presentación de muchos de los temas de la Temporada 1: los peligros del dogma, la intolerancia, las mentiras, la mentalidad de masas/manada y el fanatismo.

Primero y ante todo, el Obispo es un fanático total, que desprecia todo lo que se aparta ligeramente de sus engañosas visiones del orden natural, y los excomulga en el mejor de los casos, y los ejecuta en el peor de los casos. Como la mayoría de los fanáticos, tiene una auto-justicia y delirios de grandeza inamovibles, creyendo estar en lo correcto sin importar las circunstancias y las pruebas de lo contrario, tratando de imponer sus puntos de vista y destruir la oposición sin importar el costo, y transfiriendo la culpa de su propias acciones despreciables sobre los inocentes.

También es un hombre codicioso, narcisista, hipócrita, que se engrandece a sí mismo y hambriento de poder, que no anhela otra sino que toda Valaquia siga su propia ideología retorcida del cristianismo. Mientras afirma ser un sirviente de Dios, realmente cree que Dios está de acuerdo con todas sus acciones, lo que implica una intensa megalomanía y un fuerte Complejo de Mesías. Como señaló Trevor Belmont, este rasgo de carácter hace que al Obispo "más allá de la locura, por encima de esta y en nuevas tierras de put@ serpiente demencial". Cuando se enfrenta a pruebas de fuerzas que están fuera de sus percepciones, negará su existencia. Primero hace esto con Drácula, enfureciéndolo aún más, y más tarde con Blue Fangs, algo que le cuesta la vida. Es cruel, mezquino e indiferente, mostrando una sádica satisfacción en la destrucción de 'paganos', y no ve ningún problema en cometer todo tipo de crímenes sangrientos. En resumen, es un individuo desdichado y aborrecible, claramente destinado a ser lo más repulsivo posible.

Su interpretación de cómo cumplir las órdenes de Dios es librar al mundo de todos los puntos de vista que parezcan diferentes, independientemente de la decencia de aquellos que tienen esos puntos de vista. Para hacer esto, él ha militarizado su iglesia y ha permitido que matones y asesinos se conviertan en sus sacerdotes. Cuando el obispo quemó en la hoguera a Lisa acusada de ser una bruja, se negó hipócritamente a admitir su responsabilidad por el disturbio infernal de Drácula. En su mente, el Infierno se había desatado porque su superior, el Arzobispo, tiene 'intereses' groseros y porque otros grupos de Valaquia, como los Oradores, no comparten su propia percepción de Dios. Él y sus sacerdotes regularmente engañan a sus comunidades para que ataquen a estos grupos externos, causando más injusticia y sufrimiento en lugar de tomar acciones verdaderas para remediar las masacres de Drácula. De hecho, disfrutó de la horrible situación que había puesto en movimiento. La destrucción de Valaquia y sus superiores significaba que su propio poder estaba creciendo. En sus propias palabras: "Gresit será la última gran ciudad de Valaquia. A todos los interés y propósitos, yo seré la Iglesia".

Perdería tanto su ideología como su vida cuando se enfrenta a Blue Fangs. Al comienzo de esta reunión, él se cree justo e invencible, protegido por Dios y la sanidad de la Iglesia. No puede creer que un demonio pueda ingresar a una iglesia, pero el demonio rápidamente deja en claro que la Iglesia ha sido descreditada, por su propia acción no menos. Lentamente se desespera mientras Blue Fangs lo desgarra verbalmente y su delirio de rectitud. Blue Fangs aplasta su ego diciéndole que él es el que permitió a los demonios llevar el Infierno a la Tierra, y que Dios lo desprecia tanto que no hará nada para evitar su tan merecida muerte.

El Obispo entonces abatido es devorado por Blue Fangs, poniendo fin a su reinado de terror, aunque dejando un legado continuo de la destrucción vengativa de Drácula sobre Valaquia.

Galería


Esta sección se encuentra incompleta actualmente.
Por favor asiste a Castlevania Wiki,
y completa la sección si puedes.

Referencias

  1. http://www.eldoblaje.com/datos/FichaPelicula.asp?id=49896
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.