FANDOM


AOS-Peepingeye ¡ADVERTENCIA!: Este artículo contiene spoilers. Proceda bajo su propio riesgo. AOS-Peepingeye


Drácula-SotN

Vampiro es una raza de seres no-muertos inmortales, conocidos en la saga Castlevania por ser las fuerzas antagónicas principales que amenazan con cubrir el mundo en la oscuridad y el caos.

Historia y análisisEditar

Los vampiros son seres sobrenaturales no-muertos, cuyos orígenes provienen del folclore eslavo y del mundo antiguo. Creídos como que se originan a partir de los cadáveres reanimados de almas en pena de los muertos, herejes de la religión establecida, usuarios de la magia negra, o incluso aquellos que han vendido sus almas para ser la encarnación de los dioses oscuros y devas; se les conoce por darse un festín con la sangre de los seres vivos, están dotados de poderes oscuros, como destreza física sobrehumana, cambiar de forma, volar, tele-transportación, electroquinesis, piroquinesis e inmortalidad. Son capaces de conceder el vampirismo a los demás por medio de la alimentación de su propia sangre a sus víctimas, y sólo pueden ser asesinados por la luz solar, con objetos sagrados y ungidos, o mediante la destrucción de sus corazones.

Saga CastlevaniaEditar

Los vampiros en la saga Castlevania son ligeramente diferentes de su base del folclore en el mundo real; aunque retienen la mayoría de sus rasgos del mundo real, también se les concede la capacidad de usar magia negra, y algunos son capaces de recurrir al mismo origen de todo el mal, el Caos, para aumentar su poder a costa de corromperse aún más.

Drácula también ha demostrado un poder exclusivo para saga Castlevania, siendo un capaz de canalizar y absorber la maldad y la malicia de la humanidad para resucitarse a sí mismo cada 100 años, convocando demonios menores, maldiciendo las tierras a su alrededor para sufrir decadencia, plagas y hambrunas, y corromper los corazones de los hombres aún más. Es probable que este poder se le otorgue, ya que es elegido por el Caos como un Señor Oscuro, y por lo tanto solo disponible para estos seres elegidos.

Su historia en la saga Castlevania los retrata como un gran mal que aterroriza a la humanidad. Si bien sus orígenes no están claramente establecidos, no se sabe nada de ellos aparte del hecho de que los vampiros han existido mucho antes del ascenso de Drácula y nacen de rechazar su humanidad o de un ser humano convertido por otro vampiro.

RasgosEditar

Los vampiros suelen aparecer como humanoides de piel pálida blanca o azul, con rasgos de murciélago, como alas y garras, aunque los vampiros más poderosos suelen ser menos bestiales en apariencia. Los vampiros generalmente presentan escleróticas oculares de color anormal (como el rojo en algunos casos), dientes caninos enunciados y, en algunos casos inusuales, mayor altura, con vampiros como Drácula que son casi dos veces más altos que un adulto promedio; y Brauner, que aunque no es tan alto, es fácilmente superior a los dos metros de altura.

El caso de Drácula seria una rareza, sin embargo, ya que su encarnación original, Mathias Cronqvist, era un hombre humano alto y regular a la hora de alcanzar el vampirismo, por lo que no se sabe cómo logró el doble de esa altura. Un rasgo común que ambos tienen es que los dos eran humanos que se convirtieron voluntariamente en vampirismo. Esto pareciera tener sentido, ya que otros humanos convertidos en vampiros, tales como Joachim Armster, fueron convertidos por otro vampiro y no tuvieron un aumento de altura. Por extraño que parezca, los vampiros como Carmilla a menudo tienen varios metros de alto, aunque esto podría atribuirse a una transformación más que a un estado más natural. Sin embargo, se desconoce si ser convertido voluntariamente en vampiro puede resultar en una altura aumentada, ni la razón de por qué ocurre esto se ha especificado si es verdadero.

Entre todos los demonios y criaturas sobrenaturales que aparecen en la serie, los vampiros a menudo son vistos como las entidades más poderosas conocidas, que poseen un poder increíble. Las habilidades físicas no están limitadas a la inmortalidad: mayor fuerza, velocidad y resistencia muy por encima de los niveles humanos, así como habilidades mágicas que les permiten usar fuego, relámpagos, escarcha, torbellinos, oscuridad o cualquier otro elemento asociado a cada vampiro, así como también teletransportarse, poderes psíquicos e incluso reencarnación, aunque esta habilidad solo estaría disponible para los vampiros más poderosos aparentemente.

La habilidad posiblemente más terrorífica de los vampiros es la transformación, ya que a menudo pueden usar esta habilidad para convertirse en una forma más bestial o demoníaca, mucho más poderosa que su estado natural, dándoles una ventaja en batalla y haciéndolas más difíciles de matar. Sin embargo, como criaturas de la oscuridad, aborrecen la luz y los elementos sagrados, tales que la luz del sol, las armas sagradas como el látigo Matavampiros (Vampire Killer) o los objetos encantados también funcionan en contra de ellos. La magia u otros elementos, aunque no son tan efectivos, también pueden dañar y matar a un vampiro.

Hasta el momento, todos los vampiros conocidos son universalmente malvados de alguna manera, siendo sádicos, nihilistas, despiadados, arrogantes e indiferentes a toda la destrucción que libran. Algunos, como Drácula, llegan incluso a justificar sus acciones al afirmar que existen porque la maldad de la humanidad se los permite, e incluso cuestionan la noción de que puedan ser considerados 'malignos'. La única excepción conocida seria Alucard, que dicho sea de paso no es un vampiro completo, sino un dhampir mestizo.

En los videojuegos Lords of Shadow, los vampiros son bastante diferentes. Al principio no son tan poderosos como los retratados en las saga principal donde son relativamente escasos y básicamente los más fuertes de los demonios, sino que son una de las tres razas demoníacas junto con los Hombres Lobo y los No Muertos y están bajo el mando de Carmilla. Los vampiros son independientemente criaturas peligrosas que usan sus excelentes habilidades físicas y de vuelo a su favor. Los vampiros pueden nacer al ser alimentados con la sangre de otro vampiro, y obtienen habilidades especiales y únicas atribuidas al día en que 'nacieron'. Por ejemplo, Alucard nació en una luna llena otorgándole habilidades relacionadas con los Hombres Lobo.

Aunque al principio no se los consideraba más fuertes o más débiles que otras razas, los eventos de los videojuegos Lords of Shadow cambiaron drásticamente el equilibrio de poder, ya que Gabriel Belmont derrotó a los Señores de la Sombra, finalmente se convirtió en vampiro y reemplazó a Carmilla como líder, convirtiéndose a si mismo en el Príncipe de la Oscuridad. Con los Hombres Lobo sin un líder de su propia raza, finalmente terminó en bajo servidumbre hacia Gabriel, mientras que los no-muertos están al servicio del ocultado Zobek, convirtiendo a los vampiros en la raza dominante en términos de poderes, evidenciada por la raza de vampiros nuevos y más poderosos durante el reinado de Gabriel.

Apariciones conocidas en la saga CastlevaniaEditar

Amos vampirosEditar

Vampiros poderosos que no responden ante las ordenes de nadie más.

Vampiros seguidores de DráculaEditar

Vampiros antiguos devotos a Drácula. Su contrato con él les permite renacer junto con el Castillo de Drácula.

DhampirsEditar

Los dhampirs son los mestizos hijos de un progenitor vampiro y otro progenitor humano, que parecen poder elegir entre si seguir las costumbres de los vampiros o las costumbres de los humanos.

Víctimas del vampirismoEditar

Humanos que fueron convertidos en vampiros, ya sea contra su voluntad o cuando no les quedó otra opción, a menudo para gran lamento de sus seres queridos. Estas víctimas no pudieron volver a ser humanos y generalmente fueron asesinados por los protagonistas.

Vampiros curadosEditar

En situaciones raras, un vampiro podría ser curado de su vampirismo. Hasta ahora, solo aquellos que han sido involuntariamente convertidos en vampiros parecen haber sido curados. Cuando se usa la cura vampírica para otros no-muertos, se sabe que solo los destruye (como usar el hechizo Undead Killer o Sanctuary).

CuriosidadesEditar

  • Si bien son un tema presente en la saga Castlevania, los vampiros no tienen mucho desempeño en la saga, menos que para asistir a Drácula en su resurrección o ascensión al poder. Sus apariciones y atributos varían de un videojuego a otro, pero por lo general aparecen como antagonistas en toda la saga, luchando contra los héroes o tomando secuestrada a alguna persona importante para estos. Los vampiros tiene fuerza y sentidos mejorados, y al ser no-muertos, son virtualmente inmortales. Como hijos de la noche, se dice que tienen el poder sobre las tinieblas.
  • Se muestra poseen poderes avanzados, pero no son rivales para los del propio Drácula, aunque varían entre sus apariciones, como la tele-transportación, cambiar de forma, y ​​poderes mentales. Otros atributos son su piel pálida y ojos de colores diferentes (que varían entre escarlata, rojo y azul claro) en sus apariencias, y algunos de estos aparentar ser de naturaleza demoníaca, como Olrox o J. A. Oldrey.
  • En el videojuego Castlevania Judgment, Death revela a Golem que la humanidad se distingue de todo lo demás por tener la capacidad de 'reflexionar sobre su propia existencia' ya que esta es la esencia del alma humana, siendo lo más probable es que se refiera al poder de cambiar su propio destino. En la saga Castlevania, los vampiros tienen almas, como lo demostraría la reencarnación de Drácula y el hecho de que Drácula les había robado las suyas. Pero la declaración de Death puede implicar que carecen de los medios para liberarse de su destino como enviados del mal, ya que la serie hace un punto para explicar que los vampiros han renunciado a su propia humanidad.
  • En los videojuegos (al igual que en la tradición de vampiros) son altamente vulnerables a las armas secundarias de Agua Bendita y Cruz, ya que infligen mucho daño a los vampiros. También se se ven afectados por la luz solar, al ser criaturas de la oscuridad.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.